Todo es mentira

Voy a comentar sobre los personajes principales, Rachel, Megan y Anna. No le vi sentido a eso, pero la excuse , pues esta algo tocada.

Archivo del Blog

Creo que es el personaje que menos me gusto. No me gustan los libros que parecen dirigirse a mujeres, y éste comenzó pareciéndomelo, y menos me gusta que la protagonista empiece cayéndome mal y así los sucesivos personajes que van apareciendo. Comenzamos acompañando a Rachel, luego seguimos a Megan y a Ana y también, aunque con menor dedicación, a algunos de los hombres de la historia, pero siempre desde el punto de vista de las mujeres que se relacionan o han relacionado con ellos, no en primera persona como los personajes femeninos.

Ninguna de las mujeres del libro parece estar muy centrada ni siquiera la que aparenta serlo. Aunque la despidieron del trabajo, sigue yendo y viniendo a Londres a diario para que la amiga con la que vive no se de cuenta. La actitud de mera observadora, aunque obsesiva, de Rachel pasa a ser real al involucrarse en la historia e informar de sus observaciones a la policía ya que parece que ésta sospecha del marido de Megan, la mujer desaparecida, cuya tormentosa vida también seguimos con sus propias palabras.

Aparentemente feliz con su marido o eso percibe Rachel desde el tren , lleva una doble o triple vida y soporta un pasado que no sospechamos. Su propio relato nos va llevando de sospechoso en sospechoso como buen libro de intriga. Entre trago y trago, Rachel las va liando de a kilo, mezcla realidad, ficción, imaginación, sueños y flashes de realidad que de vez en cuando hacen que recuerde episodios que no sabe si ocurrieron o no incluso de la famosa noche en que Megan desapareció y todo ocurrió.

Al final me acabó gustando y desde luego es recomendable para las psicólogas de los Centros de la Mujer. En la historia podemos ver ilustrada la dependencia emocional, la falta de solidaridad entre mujeres, las ideas preconcebidas sobre determinadas personas y relaciones, la tendencia a considerar enajenadas a las mujeres cuando su comportamiento afectivo o emocional no responde a lo esperado, la diversidad de reacciones masculinas al enfrentarse a los problemas o a sus parejas También podemos ver modernas formas de control del móvil o el ordenador, ideas de psicología barata tenidas por verdaderas y que influyen en muchas preconcepciones, maltrato psicológico Y a mí no me extraña en absoluto.

Todo es mentira

Rachel tiene una vida patética. Cada mañana toma el mismo tren de las 8. La chica del tren es una novela de suspense psicológico que como os he dicho no tiene una acción trepidante. Avanza a un ritmo lento pero seguro, sembrando en el lector desde el primer momentos unos interrogantes que le enganchan a la historia y creando momentos de una tensión increíble. Tan solo indicar que no es de corte policial sino que sus protagonistas son personajes comunes y cotidianos.

Un aspecto que me ha parecido todo un acierto y que permite a la autora jugar con un espejo de verdades y mentiras es que esté narrada a tres voces en primera persona que nos ofrecen tres perspectivas distintas.

La chica del tren - Libro - Reseña + frases favoritas

Primero se centra en una de ellas y así el lector parte de las apariencias para luego ir desvelando la realidad poco a poco y a través de las otras dos. Estos personajes cuentan con información limitada, subjetiva y a veces puede resultar incluso distorsionada de la realidad. Este efecto no hubiese podido conseguirlo a través de una voz en tercera persona sin que nos sintiésemos engañados.

El personaje principal de la chica del tren es una figura que me ha causado sentimientos encontrados durante su lectura. Por otro lado me producía impotencia la forma en que ha perdido el dominio de su vida y no hace nada para encauzarla. Los mismos que la han hecho caer en el alcoholismo y perder las riendas.

La chica del tren

Y no son problemas excepcionales que se salen de la norma sino aquellos que nos pueden ocurrir a cualquiera de nosotros o cualquiera que nos rodee en un momento determinados y a que atañen a cosas cotidianas. A los sueños que no hemos sido capaces de cumplir, a la incapacidad para aceptar lo que hemos perdido y la imposibilidad de mirar hacia adelante. Los otros dos personajes que acompañan a Rachel y que son pilares fundamentales en la historia a pesar de que tienen menor protagonismo son Megan y Anne de las cuales me reservo la información.

La construcción de la novela entraña cierta complejidad. Hoy les traigo la reseña de la chica del tren de Paula Hawkins. Aunque compré este libro en , cuando lo publicaron en Argentina, recién este mes lo leí. Mi lista de pendientes es enorme. Rachel es una treintañera fracasada. Se divorció hace un tiempo de Tom, que la cambió por Anna. Rachel todavía no logró superar esto. Siempre quiso ser madre, pero no pudo quedar embarazada. Comenzó a beber y se convirtió en alcohólica. Durante el recorrido del tren, siempre pasa delante de la casa donde vivió con Tom y en la cual vive en la actualidad Tom con su nueva esposa y la pequeña hija de ambos.

En la misma cuadra vive una pareja que parece perfecta, que Rachel bautiza como "Jess y Jason" y a los cuales idealiza. Hasta que un día Rachel ve algo que la hace dudar de la felicidad de esta pareja ideal.

Gillian Flynn

Luego, un hecho misterioso ocurre y Rachel siente que sabe algo y que podría ayudar a descubrir la verdad. Todo esto es el comienzo de la novela; no les estoy espoileando nada. No soy una treintañera fracasada ni alcohólica, sino que la novela me hizo acordar a cuando tomaba el colectivo todos los días para ir a la facultad y veía siempre a la mismas personas y a las mismas casas.

Si se sentaba junto a la ventanilla, se volvían a saludar. Luego de esta breve digresión, vuelvo a La chica del tren. Es un thriller que me resultó interesante a pesar de que avanza lentamente. La autora nos va dosificando la información. Rachel, Anna y Megan la verdadera "Jess". Predominan los capítulos narrados por Rachel, que se toma muy en serio su papel de investigadora del misterio que involucra a Megan. Todos los personajes son complejos.

Me gusta que sean personas comunes y corrientes llenas de imperfecciones. Mientras leía la novela trataba de adivinar la resolución.

Frases de La chica del tren de Paula Hawkins - Frases del libro, citas y fragmentos

Me parecía que todos podían ser culpables. Eso me parece un acierto de la autora. Una curiosidad sobre la edición que yo tengo: Ella a vos, sí". Creo que es un error bastante grave que se le pasó a la editorial. Tal vez fue un error que solo ocurrió en la edición que yo compré porque vi que otras personas tenían la versión correcta: Ella a ti, sí". Mientras leía la novela, me iba haciendo la película en mi mente. A pesar de esto, tengo ganas de ver la película para ver si la adaptación es buena.

O, al menos, eso es lo que a ella misma le gusta creer. Disfruta completando con su fantasía la inmensa cantidad de datos que desconoce de la pareja y, en su mente, ha creado una existencia para ellos con todo lujo de detalles.

Aunque en realidad, Rachel ni siquiera sabe si Jason y Jess son sus verdaderos nombres. Su interés por la calle de las casas victorianas no es casual: Su casa estaba separada por cuatro viviendas de la de Jason y Jess, aunque por aquel entonces la pareja todavía no formaba parte del vecindario. El simple hecho de mirarla al pasar le dolía porque le traía recuerdos de cuando tenía una pareja y un verdadero hogar.

Su existencia miserable le deja secuelas importantes. La frustración vital la deprime, el exceso de alcohol le provoca pérdidas de memoria y la soledad la convierte en una mujer desvalida, desconfiada y un tanto paranoica. Rachel lo sabe y reconoce que "ha perdido el control de todo, incluso de los lugares que visita mentalmente". Por eso la confusión se apodera de ella cuando, de repente, cree haber visto algo extraño, fuera de la normalidad.

Un día Jess desaparece y, en apariencia, todo apunta a que ha sido víctima de un crimen consumado. Se apoya en temores inquietantes que hoy en día que nos rodean, de los que tendemos a apartarnos al menor roce: Su novela revolucionó el sector editorial, que era testigo de cómo lectores de todo el mundo se avalanzaban a por ella.


  1. La chica del tren - Paula Hawkins - Babelio.
  2. La chica del tren.
  3. .
  4. mujeres solteras en san juan del rio queretaro.
  5. La chica de antes.
  6. donde conocer mujeres solteras en madrid!
  7. La chica del tren - Paula Hawkins - Babelio!

También se asocia a esta autora con Ruth Rendell o incluso con Agatha Christie. Lo cierto es que al leerla es practicamente imposible no recordar "La ventana indiscreta", el film dirigido por Alfred Hitchcook. Ambas novelas han sido catalogadas como thrillers psicológicos o "domestic noir", un subgénero dentro de la novela negra que goza de considerable éxito entre los lectores. Paula Hawkins se inspiró a la hora de crear su "Chica del tren" en otro best-seller de género negro:


  • chat online sin registro!
  • La chica del tren - Libros.
  • Citas y frases célebres del Libro La chica del tren - Librote.